Santuario della Madonna dei Fiori (Bra, Italia)

El nombre está vinculado a la tradición según la cual, en la fría tarde del 29 de diciembre de 1336,

una joven esposa a punto de ser madre, pasaba al lado de un pilón votivo dedicado a la Virgen.

Egidia Mathis, así se llamaba, fue salvada por una repentina luminosidad, de tal magnitud,

que puso en fuga a dos hombres malintencionados.

A su alrededor, y en pleno invierno, los endrinos florecieron inmediatamente.

Una "mujer desconocida" reconfortó a Egidia, asegurándole que el peligro había pasado.

La tradición de la Virgen de Las Flores,

que cuenta la protección a una madre a punto de dar a luz,

es ejemplo universal de la defensa de la Vida.

XXXVI JORNADA POR LA VIDA

“Generar la Vida es generar el Futuro”

 (Mensaje de los Obispos italianos)

 

Proyecto GEMMA