CIEN AÑOS

EN LA FLORESTA

FESTEJOS CONMEMORATIVOS

Sábado 17 de Diciembre

Santa Misa del Centenario

Rosario de flores


Sábado 10 de Setiembre

Concierto

Plegaria a la Virgen

En el marco festivo del centenario se lleva a cabo

un concierto denominado “Plegaria a la Virgen”,

a cargo del coral “De Mi Ciudad”

junto a los músicos del “Trío”.

La familia de la Obra “Don Orione” invita

a esta velada musical de fe y esperanza.

Es una inmejorable oportunidad para conocer

el Santuario “Virgen de Las Flores”,

en Camino Las Toscas y ruta 35 (Estación La Floresta).

Sábado 10 de Setiembre a las 18:00 horas

Entrada libre


 

Crónica de la Procesión en honor a la Virgen de Las Flores

- 4 de Setiembre 2016 -

 

 

 Se partió de la vieja estación de trenes, la cual originó el nombre del pueblo (Estación Floresta). Aún se conserva un trozo original del piso, en donde el 16 de Diciembre de 1934,

San Luis Orione -nuestro Don Orione- descendió del tren que lo trajo a visitar la zona.

Este comienzo no pudo ser más emocionante ya que la presencia de la reliquia de San Luis Orione, traída por las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad,

hizo que estuviera tan cerca y tan vivo como aquel recordado día de 1934,

en el que fuimos bendecidos por su llegada.

Todo el tiempo dominó la escena la imagen de la Virgen de las Flores llevada en andas,

seguida por una nutrida concurrencia,

con inmensa alegría y el continuo agitar de banderas y estandartes.

 Tuvimos el honor de recibir la presencia del Padre Gustavo Aime (Superior Provincial)

y de las Hermanas que acercaron la Reliquia desde Argentina.

La procesión estuvo compuesta por los sacerdotes de la Congregación, las Hermanas,

docentes y alumnos del colegio local Virgen de la Flores y del Colegio y Liceo Don Orione de Montevideo,

los residentes de los Cottolengos instalados en el país, etc.

En resumen, toda la Obra Don Orione, tanto religiosos como laicos

y gran cantidad de feligreses y simpatizantes locales de la Patrona de La Floresta.

 

Durante el recorrido, entre cantos y oraciones,

se hicieron paradas donde se fue relatando la peculiar historia de la Virgen de Las Flores

y su indisoluble relación con La Floresta.

Con gran disfrute en el caminar junto a nuestra Madre, podían observarse las imágenes

que los vecinos del lugar habían colocado en el frente de sus jardines,

así como también sus rostros plenos de agrado al saludar el paso de la procesión.

Rodeados de este inmejorable entorno se llegó a la puerta del Santuario

donde se ofreció a María una hermosísima oración final que daría paso a la Celebración Eucarística.

Encontramos un recinto con presencia multitudinaria, mostrando la fuerza de la Iglesia en su hermoso presente, pleno de voluntad en acompañar y ser acompañados por nuestro Santo Padre Francisco.

 En la Santa Misa, la música y los cantos dieron marco a las lecturas precedentes a la homilía del Padre Aime,

la cual llegó a todos con mucha fuerza por su sencillez y profundidad.

La ofrenda del Pan y el Vino se llevó al altar por un niño, por una joven y por un adulto mayor,

representando así a tres generaciones lugareñas,

dando paso así al sagrado momento de la Comunión.

 Al final de la Celebración hubo testimonios

de quienes recibieron la gracia de la Virgen de las Flores.

Entre ellos, un matrimonio con su hija bautizada en el Santuario en el año 2008,

relató el logro de tener a su hija mediante la intercesión de la Virgen.

La pareja llegó al Santuario por “casualidad” viajando hacia Minas

(al tiempo caerían en la cuenta de que dieron con el lugar por providencia y no por azar).

Sintieron algo especial al entrar y se entregaron a una profunda oración a la Virgen de Las Flores,

sin mediar palabra entre ellos. A los pocos días, lo que tanto les había sido esquivo -ser padres-, comenzó a gestarse. Obviamente no hubo detalles de intimidad, pero la catequista y quien era en esos años el Cura párroco,

conocen con exactitud los hechos y dan fe de que revisten un carácter “milagroso”.

Y, justamente, la hermosa niña, que hoy día tiene 9 años, se llama… Milagros.

 

 

Ya por la tarde se pudo asistir a la actuación con cantos y bailes por parte de los niños y jóvenes,

luego de un almuerzo campestre. Finalizando la jornada, el rezo del Rosario

ratificó la importancia que tiene la oración para los cristianos.

 

 Luego de la despedida, el silencio dio para reflexionar que la lluvia y el viento

recién comenzaron cuando todos ya estábamos bajo el resguardo del Santuario,

gracias a la Virgen de Las Flores…

Domingo 4 de Setiembre

Procesión

A las 10 de la mañana partimos hacia

el Santuario Virgen de Las Flores

(comienzo de senda peatonal, en ruta 35 casi Interbalnearia).

Junto a la Virgen de Las Flores

caminamos hacia la estación de tren.

Allí nos espera la reliquia de San Luis Orione.

Pasamos por el salón Pablo VI y así,

con los vecinos del lugar exhibiendo

imágenes de la Virgen en sus jardines,

tomamos hacia el camino Las Toscas.

Cruzamos la ruta 35 hacia

el colegio Virgen de Las Flores,

llegando al Santuario sobre el mediodía.


 

La sangre de Don Orione fue conservada durante muchos años

(en algunas pequeñas cantidades,

resultantes de su tratamiento médico en base a sangrías).

Pudo ser esto posible debido a la fama de santidad

que ya tenía en vida y a la previsión de sus hijas espirituales.

Luego de su canonización (2004),

las muestras de sangre fueron sometidas a exámenes,

siendo aprobadas en su veracidad.

La Reliquia de primer orden de San Luis Orione

está hoy de visita por el Uruguay.

La procesión estará acompañada por Don Orione,

en espíritu, como siempre, y también materialmente,

revistiendo a esta ocasión del centenario

con un cariz más inolvidable aún.


Santa Misa

Al mediodía, luego de la procesión,

la Santa Misa será el acmé de la celebración

del día de la familia de Don Orione

y de nuestra Madre Virgen de Las Flores.

Estará el Padre Superior Provincial Gustavo Aimé

y las Hermanas que custodian la Reliquia de Don Orione.

Habrá también algunos testimonios

por la gracia recibida de Nuestra Señora de Las Flores.


2 de Julio 2016

CENTENARIO DEL COMIENZO DE OBRA DE LA PRIMERA CAPILLA

PARA LA VIRGEN DE LAS FLORES

 

2 de Julio de 1916 en La Floresta,

Rambla Dr. Miguel Perea

y Avda. Treinta y Tres

(en donde hoy está el hotel “Rambla”).

La fotografía capta el instante previo

al corte de la cinta.

Desafiando al frío, vecinos del balneario

(niños, mujeres y hombres, algunos portando ramos de flores)

posan entre las pilas de ladrillos.

 

A fines de 1915 Doña Margarita Astegiano de Bersanino había donado a la sociedad "La Floresta"

la imagen de la Virgen de Las Flores.

En la temporada veraniega de 1916 se recolectaron fondos

y el 2 de Julio (24° aniversario de la muerte de Don Antonio Bersanino)

se firma el acta de las obras y se bendice el terreno.

El Padre Fray Celestino de San Colombano y Don Miguel Perea encabezan el acto.

 

A fines de 1916, casi terminada,

podemos ver la edificación

de ladrillos revocados y techo de chapas que cubre también una galería perimetral.

Una construcción austera para la época,

debido a su carácter provisorio;

aunque tenía un hospedaje anexo

para los sacerdotes,

aspecto que más tarde facilitaría

su transformación en hotel.